18/11/2017 - SEÑALES DE TRÁNSITO

Para una circulación segura, dentro de un orden vial, se debe jerarquizar las señales para la unificación de criterios, que resulte de rápida y fácil comprensión para los conductores ante un inconveniente en la carretera.

RESEÑA DE LAS SEÑALES

Frente a la necesidad del hombre de identificar espacios, moverse en su entorno, y de guiarse dentro del mismo, se inicia una forma de referenciar, con la implementación de marcas y objetos, incorporando con el tiempo un conjunto de símbolos y pictogramas, cuya función era comunicar de la forma más sencilla lo que se quiere indicar. Las primeras marcas señalando direcciones se implementaron en los territorios del Imperio Romano: unos pilares, en columnas de piedras a lo largo de las vías indicaban las distancias hasta Roma. Las señales direccionales se volvieron comunes e indicaban hacia dónde quedaban las ciudades, adoptándose la costumbre de emplazarlas en los cruces de caminos, con la idea de indicar rutas y destinos.

Con el desarrollo de los automóviles (un fenómeno que en poco tiempo se convirtió en consumo masivo, que nunca se vio antes, ni siquiera con la imprenta, y recién volvió a producirse tal efecto en el mercado con la telefonía celular), se siente la necesidad de ordenar el tránsito desde un sentido de prioridades. En muy poco tiempo las zonas urbanas sufren muchas modificaciones, delimitándose bien la vereda con la calle, aumentando las señales de tránsito. Las indicaciones, poco a poco dejan de inscribirse en columnas o en pilares, colocándose sobre planchas de hierro, fijadas en las paredes, o donde sean visibles para los (entonces) inexpertos conductores.

Hubo una evolución significativa en las señales de tránsito en cuanto a los materiales utilizados, diversificando tamaños, formas y colores. Los principios de base de la mayoría de las señalizaciones fueron definidos en Roma, a fines de 1908, en el primer Congreso internacional de Tránsito Vial. La representación simbólica sobre las señales de tránsito en sustitución de textos, aparece desde principios de siglo.

La Convención internacional de Ginebra de 1909 estandariza a nivel internacional 4 tipos de señales: Giro, Cruce, Cassis y Paso a nivel. El número de señales ha pasado de 4 en 1909 a unos 400 en 2011.

La Convención de Viena sobre señales de tráfico fue adoptada el 8 de noviembre de 1968. Su misión fue estandarizar las regulaciones de tráfico de los países participantes para facilitar el tránsito del tráfico internacional y aumentar la seguridad vial. Con el desarrollo de la circulación de automóviles las señales viales se hicieron cada vez más necesarias. Para superar las barreras lingüísticas se desarrollaron sistemas de códigos basados en acuerdos convencionales.



JERARQUIZACIÓN

Ante la explosión del parque automotor, con la urgente transformación de las ciudades en menos de medio siglo, de pasar del caballo y las carretas al automóvil, se requirió no solamente avanzar contra el crecimiento de la civilización "comiéndose" el pasado como nunca antes en la historia, ordenando el tránsito, sino también actuar sobre ese orden, jerarquizando las señales.

Se determinó una escala internacional de valores, sobre cuál es la que debía obedecerse ante la presencia de dos o más señales: se estaba ante la disyuntiva si, por ejemplo, había un siniestro vial, con un semáforo funcionando, y conos de obra desplazados en la calzada.

Ante este nuevo desafío, se llegó a la conclusión que las señales prevalecen siempre sobre las “normas”, es decir que si no hay señal, se cumplen las normas; Si hay señal, se cumple, si hay señales de distintos tipos se cumple según el orden que se indica a continuación (es decir que prevalece la prioritaria), y si hay señales del mismo tipo, se cumple la más restrictiva, tomando como ejemplo si nos encontramos una señal de Ceda el Paso y una de PARE, hay que cumplir esta última, deteniendo la marcha en todos los casos.

1 - Operador de Tránsito: puede ser un policía municipal, policía de la provincia o federal, de las fuerzas armadas, o simplemente un ciudadano que cumple esa función hasta que llegue alguna autoridad, ante la urgencia del caso, aunque ésta posibilidad sea poco frecuente. Anula cualquier otra señal, debiéndose obedecer siempre, sin excepción.

2 - Señal de obra: (también llamada "circunstancial"), es la que modifica temporalmente la norma de la vía, por reparación, corte parcial o total, y puede ser de corta o media duración (algunas horas, o se puede prolongar días). También se utilizan algunos de estos elementos, como conos, linternas, destelladores, separadores de tránsito, en los controles vehiculares de las fuerzas de seguridad. Solamente puede contrariar a este tipo de señales un agente de tránsito. Nunca se debe circular entre los separadores de tránsito que van marcando un canal de circulación, porque detrás de ellos puede haber otro sentido de circulación, u otro peligro que el conductor ignora.

3 - Señales lumínicas: el ejemplo más clásico son los semáforos y las señales de precaución que se colocan advirtiendo la presencia de un resalto o un paso a nivel sin barreras. Cuando estamos ante la presencia de u agente de tránsito, debemos seguir sus indicaciones, ignorando la señal lumínica; de igual manera si existe señal de obra, se debe seguir ésta y no la semaforizada.

4 - Señales verticales: son los carteles que se ven en todas partes, una versión evolucionada de aquélla señalética del Imperio Romano. Se dividen en:

- Informativas: éstas son muy importantes, pues indican o marcan los sitios de interés, en los pueblos y ciudades, como teléfonos públicos, hoteles, hospitales, abastecimientos de gasolina, aeropuertos y otros. Tienen forma rectangular, con colores y figuras diferentes, que van de acuerdo a la información que suministren. Las señales de información se caracterizan por tener un fondo de color verde y letras y símbolos de color blanco.

- Preventivas: tienen como finalidad advertir al conductor del vehículo sobre la existencia de algún peligro o situación poco común. Las advertencias pueden ser permanentes o temporales. Visualmente se caracterizan por tener un color de fondo amarillo conjuntamente con letras e iconos negros. Con regularidad aparecen con forma de rombo.

- Restrictivas: tienen por objeto indicar a los usuarios de las vías las limitaciones, prohibiciones o restricciones sobre su uso. Su color de fondo es blanco, con una orla o borde color roja y de letras o icono de color negro.

- Especiales: son las no tipificadas en ninguno de los tres grupos anteriores, tienen forma particular, siendo la de Paso a Nivel (cruz de San Andrés, color blanca con borde negro), Pare (señal octogonal color roja, que cumple la misma función que el rojo del semáforo, imponiendo la orden de detener la marcha, en todos los casos), y Ceda el Paso, una señal triangular con un vértice hacia abajo, con un borde rojo, fondo blanco, letras opcionales color negras, ante la cual no es necesario detener la marcha si no viene circulando en las proximidades un vehículo con prioridad. Estas señales se caracterizan por indicar que no se puede alterar ni velocidad ni trayectoria del vehículo que viene con prioridad, en el primer caso de un tren, y dentro de los dos primeros casos estando obligada la detención del vehículo. Pueden alterar su sentido en orden jerárquico un agente de tránsito, una señal de obra, y una señal lumínica.

5 - Señales horizontales: es la demarcación sobre la carpeta asfáltica, en muchos casos de una importancia mayor, como la línea longitudinal continua en una curva, en zona rural, prohibiendo la maniobra de adelantamiento; o la senda peatonal, que es la extensión de la vereda en la vía, por donde el peatón tiene prioridad (excepto especificaciones legales contrarias).

6 - Señales de los vehículos: también importantes, que en zonas rurales donde la velocidad de circulación es mayor, pueden prevenir siniestros viales. Si bien es la de menor jerarquía, es la más utilizada, ya que cada vehículo cuenta con una señal casi para cada maniobra (giro, detención, posición, trayectoria, marcha atrás).

A lo largo de los casi diez años desde la creación de la Policía Caminera, se han detectado faltas gravísimas que tienen una directa relación con el desconocimiento de esta escala jerárquica, costando muchísimas vidas, quizá por no haber comprendido a tiempo su significado y su importancia. La mala interpretación de estas señales, sean fijas, móviles, lumínicas, indicaciones de un agente, puede ocasionar un siniestro vial.

Las señales que más confusión generan en los conductores es entre la R-2 (Pare) y la R-1 (Ceda el Paso); y la línea longitudinal continua, cuando realizan los adelantamientos indebidos, representando un riesgo la seguridad vial.



Otras capacitaciones y proyectos


05/08/2018 - ¿QUÉ HACER CUANDO SE REVIENTA UN NEUMÁTICO DURANTE LA MARCHA?
16/01/2018 - LA LLUVIA, NIEBLA Y NIEVE COMO FENÓMENO CLIMÁTICO QUE INCIDE EN LA CONDUCCIÓN
08/12/2017 - NEUMÁTICOS
04/12/2017 - RECUPERACION DE PUNTOS Y LICENCIAS DE CONDUCIR