NOTICIA AMPLIADA

Publicada el 06/11/2018

VOCACIÓN DE HÉROES

>
<
1-4
2-4
3-4
4-4

En los últimos días, la pronta respuesta de efectivos policiales lograron salvar la vida de dos niños en situaciones críticas.

Dos efectivos adscriptos a la Policía Barrial asistieron a una bebé que se había ahogado con un cuerpo extraño en Bº Renacimiento. El hecho se registró a las 21:50 hs. cuando el Cabo Gonzalo Andino y el Agente Gabriel Leguizamón se encontraban patrullando por el sector designado. En la intersección de calles Ramos Mejía y Pje. Bella Vista, observaron a una mujer que sostenía a una menor de edad y manifestaba que tenía las vías aéreas obstruidas. Aparentemente, habría estado jugando con el cordón de una campera y se habría ahogado con el prendedor de metal.

De inmediato, el personal policial realizó los primeros auxilios y trasladó a la menor al Hospital de Niños, donde fue asistida por una facultativa, quien diagnosticó la ingesta de cuerpo extraño, por lo cual la niña quedó en observación.

En el nosocomio, luego se hizo presente el padre de la menor, quien agradeció al personal interviniente por la respuesta inmediata y por brindar tranquilidad al resto de la familia.


Otro caso resonante fue el del Cabo 1º Marcos Sarría, quien se encontraba realizando un servicio de adicional en el Hospital Tránsito Cáceres de Allende cuando llegó un niño de cuatro años sin poder respirar. El efectivo le practicó maniobras de Heimlich inmediatamente.

Este hecho ocurrió el lunes 05 de noviembre a la noche. Allí, un hombre acudió pidiendo auxilio porque su hijo de cuatro años no podía respirar debido a que se había tragado una moneda. Sin dudarlo, el funcionario policial abrió las puertas de la guardia, advirtió a los médicos de la situación y asistió al menor que se encontraba con un tono azulado en su piel. El niño, se encontraba con su vía aérea totalmente obstruida, le practicó maniobras de Heimlich y logró que expulsara la moneda.

El Cabo 1º Marcos Sarría destacó que la maniobra practicada es distinta en adultos que en menores y para ello fue necesario que al niño la colocara boca abajo.

Asimismo, el efectivo resaltó la capacitación que la Institución brinda continuamente a todo el personal policial sobre distintas temáticas, como las maniobras de reanimación, cursos de primeros auxilios y técnicas de colaboración en partos.

Sgh/Cer/